Sentencia

Resolución n° 2004-498 DC de 29 de Julio de 2004

sobre la Ley relativa a la bioética test

Decisión núm. 2004-498 DC del 29 de julio de 2004
Ley relativa a la bioética
Interpusieron un recurso ante el Consejo constitucional, en las condiciones previstas en el artículo 61, segundo apartado, de la Constitución, sobre la ley relativa a la bioética, el 9 de julio de 2004, los diputados siguientes : Jean-Marc AYRAULT, Patricia ADAM, Sylvie ANDRIEUX BACQUET, Jean-Paul BACQUET, Jean Pierre BALLIGAND, Gérard BAPT, Claude BARTOLONE, Jacques BASCOU, Christian BATAILLE, Jean-Claude BATEUX, Jean-Claude BEAUCHAUD, Éric BESSON, Jean Louis BIANCO, Jean-Pierre BLAZY, Serge BLISKO, Patrick BLOCHE, Maxime BONO, Augustin BONREPAUX, Jean Michel BOUCHERON, Pierre BOURGUIGNON, Danielle BOUSQUET, François BROTTES, Jean-Christophe CAMBADÉLIS, Thierry CARCENAC, Christophe CARESCHE, Martine CARILLON COUVREUR, Laurent CATHALA, Jean-Paul CHANTEGUET, Michel CHARZAT, Alain CLAEYS, Marie-Françoise CLERGEAU, Pierre COHEN, Claude DARCIAUX, Michel DASSEUX, Martine DAVID, Marcel DEHOUX, Bernard DEROSIER, Michel DESTOT, Marc DOLEZ, François DOSÉ, René DOSIÈRE, Julien DRAY, Tony DREYFUS, Pierre DUCOUT, Jean-Pierre DUFAU, Jean-Paul DUPRÉ, Yves DURAND, Odette DURIEZ, Henri EMMANUELLI, Claude ÉVIN, Laurent FABIUS, Jacques FLOCH, Pierre FORGUES, Michel FRANÇAIX, Jean GAUBERT, Nathalie GAUTIER, Catherine GÉNISSON, Jean GLAVANY, Gaétan GORCE, Alain GOURIOU, Elisabeth GUIGOU, Paulette GUINCHARD-KUNSTLER, David HABIB, Danièle HOFFMAN RISPAL, François HOLLANDE, Françoise IMBERT, Serge JANQUIN, Armand JUNG, Conchita LACUEY, Jérôme LAMBERT, François LAMY, Jack LANG, Jean LAUNAY, Jean-Yves LE BOUILLONNEC, Gilbert LE BRIS, Jean-Yves LE DÉAUT, Jean LE GARREC, Jean-Marie LE GUEN, Bruno LE ROUX, Marylise LEBRANCHU, Patrick LEMASLE, Guy LENGAGNE, Annick LEPETIT, Jean Claude LEROY, Michel LIEBGOTT, Martine LIGNIÈRES CASSOU, François LONCLE, Bernard MADRELLE, Louis-Joseph MANSCOUR, Philippe MARTIN, Christophe MASSE, Didier MATHUS, Jean MICHEL, Didier MIGAUD, Hélène MIGNON, Arnaud MONTEBOURG, Henri NAYROU, Alain NÉRI, Christian PAUL, Germinal PEIRO, Jean-Claude PÉREZ, Marie-Françoise PÉROL DUMONT, Geneviève PERRIN-GAILLARD, Jean-Jack QUEYRANNE, Paul QUILÈS, Alain RODET, Bernard ROMAN, René ROUQUET, Patrick ROY, Ségolène ROYAL, Dominique STRAUSS KAHN, Pascal TERRASSE, Philippe TOURTELIER, Daniel VAILLANT, André VALLINI, Manuel VALLS, Michel VERGNIER, Alain VIDALIES, Jean Claude VIOLLET, Philippe VUILQUE, Paul GIACOBBI, Simon RENUCCI, Chantal ROBIN RODRIGO y Roger-Gérard SCHWARTZENBERG,
y, el 12 de julio de 2004, los senadores siguientes : Claude ESTIER, Michèle ANDRÉ, Bernard ANGELS, Bertrand AUBAN, Jean Pierre BEL, Jacques BELLANGER, Maryse BERGÉ LAVIGNE, Jean BESSON, Marie Christine BLANDIN, Didier BOULAUD, Yolande BOYER, Jean-Louis CARRÈRE, Bernard CAZEAU, Monique CERISIER-ben GUIGA, Gilbert CHABROUX, Michel CHARASSE, Raymond COURRIÈRE, Roland COURTEAU, Yves DAUGE, Jean Pierre DEMERLIAT, Claude DOMEIZEL, Michel DREYFUS SCHMIDT, Josette DURRIEU, Bernard DUSSAUT, Bernard FRIMAT, Charles GAUTIER, Jean-Noël GUÉRINI, Claude HAUT, Odette HERVIAUX, Yves KRATTINGER, Serge LAGAUCHE, André LEJEUNE, Philippe MADRELLE, Jacques MAHÉAS, Jean-Yves MANO, François MARC, Jean Pierre MASSERET, Marc MASSION, Pierre MAUROY, Louis MERMAZ, Gérard MIQUEL, Michel MOREIGNE, Jean-Marc PASTOR, Jean-Claude PEYRONNET, Jean François PICHERAL, Bernard PIRAS, Jean-Pierre PLANCADE, Danièle POURTAUD, Gisèle PRINTZ, Daniel RAOUL, Daniel REINER, André ROUVIÈRE, Michèle SAN VICENTE, Claude SAUNIER, Michel SERGENT, René Pierre SIGNÉ, Jean Pierre SUEUR, Simon SUTOUR, Michel TESTON, Jean Marc TODESCHINI, Pierre-Yvon TRÉMEL, André VANTOMME, André VÉZINHET, Marcel VIDAL y Henri WEBER ;
EL CONSEJO CONSTITUCIONAL, con fundamento en lo dispuesto en :
la Constitución ;
la Ordenanza núm. 58 1067 del 7 de noviembre de 1958 (modificada) relativa a la ley orgánica sobre el Consejo constitucional ;
el Tratado constitutivo de la Comunidad Europea ;
el Tratado de la Unión Europea ;
la directiva 98/44/CE del Parlamento Europeo y del Consejo del 6 de julio de 1998 relativa a la protección jurídica de los inventos biotecnológicos ;
el Código de la propiedad intelectual ;
la sentencia de la Corte de Justicia de las Comunidades Europeas del 9 de octubre de 2001 (asunto C-377/98) ;
Habiendo considerado además :
las observaciones del Gobierno, registradas el 21 de julio de 2004 ;
las observaciones en réplica presentadas por los diputados autores del primer recurso, registradas el 23 julio de 2004 ;
las observaciones en réplica presentadas por los senadores autores del segundo recurso, registradas el 23 de julio de 2004 ;
El ponente habiendo sido escuchado;

  1. Considerando que los autores de los dos recursos someten al examen del Consejo constitucional la ley relativa a la bioética; que impugnan la conformidad con la Constitución de su artículo 17;
  2. Considerando con fundamento en el artículo L. 611-18 integrado al Código de la propiedad intelectual por el II del A de este artículo 17 : " El cuerpo humano, dentro de las diferentes etapas de su constitución y de su desarrollo, así como el simple descubrimiento de uno de sus elementos, incluso la secuencia total o parcial de un gen, no pueden constituir inventos patentables. - Sólo un invento que constituya la aplicación técnica de una función de un elemento del cuerpo humano puede ser protegido por una patente. Esta protección sólo protege el elemento del cuerpo humano dentro de la medida necesaria a la realización y a la explotación de esta aplicación particular. Esta aplicación debe ser concreta y precisamente descrita en la solicitud de patente. - En particular no son patentables : ... - d) Las secuencias totales o parciales de un gen en sí mismas " ; en virtud del artículo L. 613-2-1 integrado al mismo Código por el III del A del artículo 17 : " El alcance de una reivindicación que trata de una secuencia genética se entiende limitado a la parte de esta secuencia directamente vinculada a la función específica presentada de manera concreta en la descripción. - Los derechos creados por la concesión de una patente que incluye una secuencia genética no pueden ser invocados contra una reivindicación posterior relativa a la misma secuencia si esta reivindicación satisface por sí misma a las condiciones del artículo L. 611-18 y expone otra aplicación particular de la misma secuencia " ;
  3. Considerando que, según los autores de los dos recursos, estas disposiciones vulneran el artículo 11 de la Declaración de los derechos humanos y del ciudadano de 1789 ; los mismos autores exponen que " la inclusión de elementos del cuerpo humano en el ámbito de una patente... conduce a la existencia y al desarollo de patentes de productos que crean un vinculo de dependencia con el primer depositante... " ; estiman además que, en esta medida, se perjudicaría a la exigencia de pluralismo que , lejos de estar solamente limitada al único ámbito político, " vale igualmente para el conocimiento científico "; que añaden que " el desconocimiento del artículo 11 de la Declaración de 1789 no puede justificarse por el hecho que se exija la transposición en derecho interno de las directivas que resultan del artículo 88-1 de la Constitución " ;
  4. Considerando que según lo dispuesto por el artículo 88-1 de la Constitución : " La República participa en las Comunidades Europeas y en la Unión Europea, integradas por Estados que eligen libremente, en virtud de los tratados que las instituyen , ejercer en común algunas de sus competencias " ; que así, la transposición en derecho interno de una directiva comunitaria resulta de una exigencia constitucional con la cual sólo podría obstaculizarse por razón de una disposición expresa contraria de la Constitución ; que en ausencia de tal disposición, sólo pertenece al juez comunitario, requerido en su caso a título perjudicial, de controlar el respeto por una directiva comunitaria tanto de las competencias definidas por los tratados como de los derechos fundamentales garantizados por el artículo 6 del tratado sobre la Unión europea ;
  5. Considerando que según el artículo 5 de la directiva del 6 de julio de 1998 anteriormente citada : " 1. El cuerpo humano, dentro de las diferentes etapas de su constitución y de su desarrollo, así como el simple descubrimiento de uno de sus elementos, incluso la secuencia total o parcial de un gen, no pueden constituir inventos patentables. - 2. Un elemento aislado del cuerpo humano o producido de manera diferente por un procedimeinto técnico, incluyendo la secuencia o la secuencia parcial de un gen, puede constituir un invento patentable, aun cuando la estructura de este elemento sea idéntica a la de un elemento natural. - 3. La aplicación industrial de una secuencia o de una secuencia parcial de un gen tiene que ser concretamente descrita en la solicitud de patente " ; que, teniendo ante sí un recurso en anulación de la directiva anteriormente citada, la Corte de Justicia de las Comunidades Europeas juzgó, en la sentencia del 9 de octubre de 2001 anteriormente citada, que estas disposiciones no permiten que el descubrimiento de una secuencia de ADN pueda ser, " en sí misma ", patentable ; que la protección de los inventos que la directiva considera " sólo se refiere al resultado de un trabajo inventivo, científico o técnico, y sólo se extiende a datos biológicos que existen al estado natural en el ser humano en la medida necesaria a la realización y a la explotación de una aplicación industrial particular " ;
  6. Considerando que según lo establecido por el artículo 11 de la Declaración de 1789 : " La libre comunicación de los pensamientos y de las opiniones es uno de los derechos más preciosos del hombre : cada ciudadano puede entonces hablar, escribir, imprimir libremente, salvo si abusa de esta libertad en los casos determinados por la ley " ; que esta libertad es igualmente protegida como principio general del derecho comunitario que se desprende del artículo 10 del Convenio Europeo para la Protección de los Derechos Humanos y de las Libertades Fundamentales ;
  7. Considerando que las disposiciones impugnadas se limitan a tomar en cuenta las consecuencias necesarias de las disposiciones incondicionales y precisas del artículo 5 de la directiva anteriormente citada sobre las cuales no pertenece al Consejo constitucional pronunciarse ; que, en consecuencia, el requerimiento formulado por los reclamantes no es procedente de manera útil ante él ;
  8. Considerando que no hay lugar a que el Consejo constitucional planteé de oficio alguna cuestión de conformidad con la Constitución,
    DECIDE :
    Artículo primero.- El artículo 17 de la ley relativa a la bioética es conforme con la Constitución.
    Artículo 2.- La presente decisión será publicada en el Journal officiel de la República francesa.
    Deliberado por el Consejo constitucional en su sesión del 29 de julio de 2004, estando presentes los miembros siguientes : Pierre MAZEAUD, Presidente, Jean Claude COLLIARD, Olivier DUTHEILLET de LAMOTHE, Valéry GISCARD d'ESTAING, Jacqueline de GUILLENCHMIDT, Pierre JOXE y Jean-Louis PEZANT, Dominique SCHNAPPER, Pierre STEINMETZ y Simone VEIL.